sábado, 17 de enero de 2009

La felicidad produce salud



Una vida feliz es una vida sana. De la calidad de nuestros pensamientos depende notablemente nuestra salud, ya que la mente controla el cuerpo. La felicidad es un estado interior y no depende de los vaivenes de nuestro entorno.

Vivir feliz representa vivir en el presente y buscar la armonía entre cuerpo, mente y espíritu. 


Imagen:Sirylady

4 comentarios:

La Gata Coqueta dijo...

Hola Claudia, me vengo a este tu apartado tan particular, para darte las gracias por tu solidaridad con lo que estan pasado a estas pobres gentes, que estan en desigualdad de codiciones con el enemigo.

Las puertas de mi gatera las tienes abiertas de par en par, para pasar cuado puedas y desees.

De echo me gustan tus dos blog,tienen limpieza y claridad.

Nos seguiremos visitando si tu lo crees oportuno y yo te seguire cada vez que edite una vez a la semana.

Un abrazo y hasta otro momento.

Claudia dijo...

Querida Gata,
Gracias por tu visita y comentarios. Qué gusto recibirte por aquí.
Las puertas de mis blogs también están abiertas cuando quieras pasar a tomar un buen café.
Me gusta lo que escribes y me encantará seguirte visitando y leyendo. Tu mirada felina me parece interesante; lo que ves y cómo lo ves.
Un abrazo y hasta pronto.

Arantza G. dijo...

Lo ideal es encontrar el equilibrio entre, como tú dices, cuerpo, mente y espíritu, pero la mente es la más fuerte y si está "tocada" es difícil recomponer lo demás.
Por otra parte si la salud no es la mejor y eso te hace sufrir dolores contínuos, todos los días, sin excepción, la mente se hunde en un pozo negro.
Hay que ser muy fuerte para equilibrarlo todo.
Besos

Claudia dijo...

Arantza,
El equilibrio, que suena tan sencillo de nombrar, es complicado de alcanzar. Hace falta muchísima fortaleza para desafiar al destino.
Un beso y gracias por tu visita. Me gusta encontrarte por aquí.

Comunidades en las que también participa Mujeres Construyendo