miércoles, 14 de enero de 2009

Himno ¿a la alegría?

Habrá quien me diga que estoy completamente loca, ¿poner el Himno a la Alegría cuando estamos en plena crisis, el mundo está en guerra, mueren de hambre millones de niños diariamente  y miles de animales son maltratados cada minuto? 

Pues si. 

La humanidad conoce catástrofes, tragedias  y guerras desde que existe y siempre han habido ventanas de oportunidad para que las personas sigan con sus vidas. Beethoven escribió la 9a Sinfonía estando completamente sordo. Si no hubiera desafiado al destino nos habríamos perdido de una de las obras más valiosas en el mundo del arte. 

La comparto con ustedes en dos versiones:  rock, con Miguel Ríos, Ana Belén, Víctor Manuel y Joan Manuel Serrat y la clásica. Espero que las disfruten. 




6 comentarios:

Arantza G. dijo...

Bonita melodía. Sin lugar a dudas.
No importa que el mundo se esté volviendo loco y que nuestros dirigentes solo se miren el ombligo.
Deberían poner altavoces en las zonas de guerra con esta sinfonía para ver si la música amansa a las fieras.
Besos

Cecilia dijo...

Comparto totalmente cn Arantza...
No importa que todo este mal, que el mundo este cambiando y que las cosas empeoren...
Tener el valor y la actitud para salir adelante es lo principal!!

Besos

Poetiza dijo...

Muy linda la cancion. Si no puedo hacer nada por parar la guerra o toda la maldad del mundo por no ser Dios, lloro si, pero tambien escucho canciones. Un beso, cuidate.

Claudia dijo...

Arantza,
Me gusta tu propuesta de poner altavoces en medio de la guerra con esta música... en una de esas, efectivamente, las fieras entran en razón.
Un abrazo y gracias por la visita.

Claudia dijo...

Cecilia,
Hola! Pues si, en tiempos de crisis la respuesta la llevamos por dentro.
Un abrazote,

Claudia dijo...

Hola Poetiza,
Creo que la paz empieza en nuestro mundo inmediato. Ahí es en donde podemos hacer el cambio. TAl vez suene utópico y extremadamente idealista, pero creo que así es. En paz podemos contribuir y dejar de ser parte del conflicto; podemos decidir desde el equilbrio y no de la convulsión.
Un abrazo!

Comunidades en las que también participa Mujeres Construyendo