lunes, 23 de marzo de 2009

¿Han oído hablar de la "violación correctiva"?

Si, leyeron bien: dice Violación Correctiva. En Sudáfrica se ha establecido en ciertas comunidades que a las lesbianas se les viole como una acción preventiva para "curarlas" de sus orientación sexual. En Cape Town se han reportado 10 casos semanales de violaciones con esta justificación. Existen más casos documentados al interior del país.

Estos hechos se suman a acciones de discriminación y homofobia, cada día más evidentes en el país y poco sancionados. La legislación en el país permite libertad sexual para gays y lesbianas, sin embargo, los crímenes de odio no están tipificados.

Se están recolectando firmas para solicitar al Presidente Kgalema Motlanthe que se considere la "violación correctiva" como un crimen de odio de tal forma que pueda ser sancionado. Haz click aquí para acceder a la petición.

8 comentarios:

Lely Vehuel dijo...

Hola que comentario tremendo,una realidad tan cruel como sadica,verdaderamente uno se pregunta donde estan los derechos humanos en estos casos,muy buena tu nota,hace reflexionar,te mando un abrazo y te espero por mi blog,yo seguire pasando.

Claudia dijo...

Hola Lely,
Me parece horrible el caso y doloroso. La infamia que acompaña a nuestra "humanidad" me plantea serias, muy serias preguntas siempre.
Gracias por tu visita y nos vemos pronto en tu rincón.
Un abrazo,

Enma dijo...

Me gusta mucho tu blog, creo que la mujeres aun tenemos mucho que arreglar en esté mundo para nosotras y nadie nos regala nada.
un saludo

Arantza G. dijo...

Paises sujetos a unas costumbres obsoletas...
¿Hasta cuando el tormento de tantas mujeres, violadas, calladas y aniquiladas?
Siempre sometidas a la dictadura del hombre.
Besos

marigu dijo...

Que horrible. De verdad que es tan sarcástico que la humanidad en algunas cosas esté tan avanzada y en otras se cometan tantas estupideces como esta.Así que esto deja mucho para pensar y valorar la calidad que vida que podemos tener y otras no. Y seguir luchando por un cambio desde nuestros pequeños reinos que son nuestras familias.

Claudia dijo...

Emma,
Gracias por tu vista y palabras.
Efectivamente, nos corresponde aún mucho por hacer y nadie nos va a regalar nada. Nos toca construir el mundo que queremos... ese es el reto.
Un abrazote,

Claudia dijo...

Arantza,
De costumbres obsoletas está plagado el planeta. Hay que denunciarlas y trabajar a favor del cambio.
Un beso grande, siempre es un gusto tenerte de visita.

Claudia dijo...

Marigu,
Coincido contigo, el cambio da inicio en las familias: ahí es justamente en donde se siembra todo. Los valores, creencias, principios, actitudes se construyen en familia.
Tanta modernidad y las familias aún tienen mucho que perfeccionar al respecto.
Un abrazo y gracias por la visita y las palabras.

Comunidades en las que también participa Mujeres Construyendo