domingo, 28 de diciembre de 2008

"No hago nada, sólo soy ama de casa"

¿Por qué tantas mujeres responden ésto cuando se les pregunta qué hacen? Confieso que me molesta ver cómo autodevalúan un trabajo que es cansado como ninguno y que implica un trabajo de 24 horas sin días de descanso.  

La respuesta que escucho también me deja pensando. Me parece que somos las mismas mujeres quienes hemos orillado a nuestras congéneres a dar esa respuesta. En algún momento ser una mujer "de avanzada" implicaba salir a la calle a trabajar y a competir con(tra) los hombres. Ser feminista implica NO estar en casa y ganarse la vida con el sudor de la frente. ¿Tener una carrera y optar por los hijos y el hogar? ¡Pecado! exclaman algun@s. 

Pues pienso exactamente lo contrario. Cuando una mujer ha decidido quedarse en casa porque tiene la opción de salir a trabajar y prefiere dedicarse a la educación de los hijos, el cuidado de la casa y desarrollar otras actividades fuera de la oficina y el mercado laboral la respeto muchísimo. Hace falta valor, hay que decirlo, para ser congruente con lo que se quiere y hacerlo... a pesar de que la sociedad espere otra respuesta.  

Una ama de casa trabaja sin tregua, su trabajo no es reconocido y lo que es peor, es devaluado. No recibe paga por jornadas interminables y se espera que siempre esté de buen humor, tenga todo listo, arreglado e impecable. ¿Cómo no va a tenerlo así si "no hace nada" sólo es ama de casa? No se espera que diga "cosas inteligentes" porque sólo sabe de precios del mercado y asiste a las juntas de padres de familia, "no tiene otro tema de conversación".  

Caramba, por la mitad de lo que una mujer que trabaja en casa, cuida niños, atiende al marido, hace tareas, limpia mocos, hace la limpieza, yo me canso. 

Esas mujeres que "sólo cuidan niños" están cuidando el futuro, pues se hacen cargo de la educación, bienestar y desarrollo de sus críos, los cuáles serán ciudadanos en un futuro no tan lejano. Inculcan valores, dan seguridad a los pequeños, atienden los detalles de un hogar que le proporciona certeza a quienes viven en él. Saben de primera fuente el valor de la inflación; conocen el significado de cada peso que invierten en la educación y bienestar de sus hijos, saben que las cosas suben de precio y ellas extienden el gasto de manera milagrosa. ¿Qué no saben de políticas públicas? Saben perfectamente lo que significa llevar a sus hijos a la escuela en un transporte público en el que arriesgan el pellejo en las horas pico o conocen la mala planeación de las ciudades en las que pasan horas tratando de llegar de un lugar a otro en medio del tráfico. 

Me parece que lo que tienen que decir del mundo más allá de las oficinas, las decisiones de alto nivel, las responsabilidades laborales es inmenso. Saben de primera fuente que algo no funciona con la seguridad de su país cuando en las escuelas los niños están protegidos tras las rejas porque pueden ser robados. Conocen la inseguridad de primera fuente pues saben que el secuestro de sus pequeños es una posibilidad y el robo a mano armada una realidad de la que con suerte escaparán. Saben que los políticos mienten cuando les dicen que hay educación para todos los niños y  los suyos solamente tienen el acceso seguro a un aula si pagan por debajo de la mesa a las autoridades escolares para que les den un lugar.  Saben que hay incongruencia cuando solicitan atención en un hospital y les dan una ficha para buscar cita en tres meses.... en ¡emergencias! Saben que la corrupción no es sólo un tema de los periódicos porque la zona en la que viven se inunda cada vez que llueve y tienen que hacer milagros para proteger las pertenencias del hogar... y sin embargo el Jefe de Gobierno dice que se están desarrollando obras de drenaje y alcantarillado para el beneficio de todos los habitantes de la ciudad. 

Las mujeres "que no trabajan" tienen mucho que decir. Viven una realidad tan específica, importante y valiosa como la de las "que si trabajan". Es hora de que empecemos a reconocer el valor de cada una de nosotras y a darnos la mano unas a otras. 

Todas construimos el mundo a diario desde nuestras trincheras. 


14 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Siempre he pensado que el trabajo de casa es el más duro y menos valorado.

A ver si un día te podemos entrevistar en la radio, sería genial


Besos

Arantza G. dijo...

Muchas gracias por tus palabras, honras a todas las mujeres sin distinción y eso es muy valorable.
Ser ama de casa no significa estar apartada de las noticias, de la política, etc.
Aparte de saber el coste de una barra de pan también está al corriente de los problemas que afectan al Mundo.
Te deseo una entrada al Año Nuevo rica en experiencias y llena de felicidad.
Un beso.

Minombresabeahierba dijo...

yo, entre otras cosas, soy Amo de Casa con tres hijos, y comparto tus ideas. un abrazo

Poetiza dijo...

Ser ama de casa es un trabajo digno de la mujer que deberia ser valorado. Pero, como, cuando........ No es justo trabajar todo el año, sin sueldo, sin vacaciones, sin horario, etc, etc. Amiga, me gusto mucho el texto. Que pases un Lindo Fin de Año y que el 2009 llegue para ti cargado de amor y salud para ti y los tuyos. Besos desde Mty N L , cuidate.

andrea dijo...

Hola, me gustó mucho lo que escribiste, me sentí muy identificada ya que dejé de trabajar en una oficina (12 hs. entre oficina y viaje) para dedicarle tiempo a mi beba que hoy ya tiene 1 año; y es verdad lo que decís el trabajo de ama de casa no tiene descanso 24hs. los 365 días del año y casi nadie te lo reconoce.
Felicidades.

Un beso, Andrea.

Marcela dijo...

Hola Clau,
Ellas como ningunas, conocen el día a día y la lucha diaria que significa estar en casa y que no es nada fácil. Prefieren postergar su crecimiento profesional en pos de la crianza de sus hijos.
Organizar y hasta llevar las finanzas, es parte de ser ama de casa también. Ella sabe los precios y cuánto aumentaron, aunque no manejen índices inflacionarios.

Soy ama de casa aunque sin hijos y lo digo orgullosa, además de desempeñarme profesionalmente.
Muchas veces el ama de casa es tratada como una empleada, porque pareciera que sólo sirve para los chicos, limpiar e ir al supermercado. ¡Concepto erróneo!
Su labor es realmente significativa e importante.

Un muy buen post para reivindicar a estas damas vitales que eligen una manera de vida, quizás, hasta anulando sus sueños por el bien de su familia.
Las admiro.

Un beso

Inés Bohórquez dijo...

Creo que esa valoración y ese calificativo tal vez menospreciado lo hemos hecho las mismas mujeres.
Nosotras en nuestro afan de superarnos hemos pretendido ocupar un supuesto lugar a nivel social y con tantos atropellos ocurridos en otras epocas donde el papel de la mujer era mínimo pues hemos hecho algo de desastres a nuestra auto estima.
Pienso que como mujeres siempre tenemos ese privilegio de ser quienes tenemos el honor de traer mas vida y desde allí siempre seremos quienes debemos mantener la familia llena de amor y formar hogares mas acogedores.
Es la mujer quien cría y quien enseña es la mujer la que con su amor ilimitado puede no solo atender una casa sino ayudar a la formación de los hijos y aún así tener tiempo de arreglarse y de trabajar.
Somos nosotras las que debemos querernos mucho más y comprender que no es trabajar en la calle o en la casa lo que nos va a dar un estatus es lo que dejemos de legado a nuestra familia.
Mientras nosotras nos valoremos nuestra ocupación siempre va a ser valiosa desde cualquier punto que la miremos.
Por mi parte me encanta ser mujer y no solo llevar mi casa, sino mis hijas y pareja y mi trabajo todo eso me ha hecho realmente feliz y por eso estooy sumamente agradecida!

Aprovecho para desearte mucha felicidad y dejarte miles de bendiciones para ti y para todos los tuyos y que en proximo año pues nuestras metas sean alcanzadas .
No hay cosa que de mas satisfacción que alcanzar lo que uno se ha propuesto así que ese es mi mejor deseo para ti...

Gracias por haber compartido conmigo todo este tiempo y gracias por tus visitas y comentarios que son una bendición para mi .
De todo corazón mucha Felicidad, amor y abundancia en este año que comienza ...

Abrazos mi querida amiga de todo corazón!!!

Claudia dijo...

Luz de Gas,
Tienes toda la razón, es durísimo y nada valorado.
Un abrazo y mis mejores deseos.

Claudia dijo...

Arantza,
Es absolutamente cierto, las amas de casa conocen la realidad de primera mano, el problema también es del resto de la gente que no quiere escucharlas.
Un abrazo y gracias por tus deseos, igualmente para ti.

Claudia dijo...

Mi nombre sabe a hierba,
Qué maravilla que vengas de visita y que nos compartas tu experiencia. Muchas gracias y nos encantará seguir conociendo lo que vives.
Un abrazo.

Claudia dijo...

Poetiza,
Gracias por la visita y un abrazo hasta Monterrey. Feliz Año nuevo.

Claudia dijo...

Andrea,
Tomaste una decisión muy valiente y congruente. Felicidades y gracias por compartirlo.
Con cariño,

Claudia dijo...

Marcela,
Yo también las admiro. A pesar de que yo también me hago cargo de la casa y soy profesionista, no sé si sería capaz de postergar mis sueños por los demás. Me parece realmente valioso lo que hacen y digno de reconocimiento, pues su trabajo implica que los demás desarrollen su vida e intereses... sin si quiera saber la importancia del apoyo que reciben.

Es hora de que lo que viven, experimentan, conocen y hacen sea tomado en cuenta.
Un abrazo grande y muy feliz 2009.

Claudia dijo...

Querida Inés,
Muchas gracias por tu visita y por tus deseos. Tienes razón, lo mejor que uno puede desear es la satisfacción de alcanzar lo que se ha propuesto, así que deseo de todo corazón que el 2009 esté lleno de logros y satisfacción por el deber cumplido.
Un beso muy grande y gracias por tu presencia.

Comunidades en las que también participa Mujeres Construyendo