lunes, 3 de noviembre de 2008

Realidades fragmentadas que se encuentran

¿Por qué Mujeres Construyendo es un espacio de realidades fragmentadas que se encuentran....
.... de historias que se vivieron y que nadie contó...
.... de reconocimiento a los silencios obligados y a las palabras valientes a pesar del temor?

¿Por qué es un espacio único en el que el valor, el miedo, el silencio, la palabra, la presencia, la ausencia, la notoriedad y el anonimato caminan solidariamente de la mano? 

Porque en Mujeres Construyendo se reconoce que hemos vivido realidades fragmentadas, nos ha llevado muchos años construir nuestra propia identidad como mujeres y parte de nuestra búsqueda en la actualidad es unificar todas las facetas que nos componen. Mujeres de diversas generaciones han vivido distintas dicotomías (o de plano, vivieron realidades que les fueron impuestas y que no pudieron o prefirieron no desafiar).  Durante muchos años la lucha consistió en liberarse de las ataduras de un modelo masculino que visualizaba a las mujeres como dependientes e incapaces de lograr su propio desarrollo y hacer contribuciones al mundo. En algún momento se planteó la elección entre convertirse en una mujer profesional y capaz pero que tenía que asumir que su vida personal, amorosa y familiar tendría que ser relegada a un segundo plano o, definitivamente,  aceptar no tenerla. 

La historia de las mujeres ha sido una historia de silencios, de experiencias y testimonios relegados al ámbito privado, familiar, propiedad del jefe de la familia y en donde la narrativa personal no tenía ni valor ni sentido. ¿Recuerdan el famoso dicho, que tan lamentablemente sigue existiendo: "calladita te ves más bonita"? La mejor forma de convivir en sociedad era en silencio, aceptando, sin compartir, sin hacer uso de la voz propia... siendo invisibles.  El silencio como manera de relacionarse con el mundo, la invisibilidad como premisa de la propia vida, la inexistencia como obligación.  Una palabra al aire se convertía en un desafío, en un reto, en un acto de valentía total. 

Por ello en este lugar el miedo, el silencio, la palabra, la presencia, la ausencia, la notoriedad y el anonimato caben en un mismo lugar.  Aquí las mujeres que han sido famosas, que han podido hacer uso de la palabra para construir su propia realidad, que se han atrevido a salir del ámbito de lo privado para aventurarse al espacio público y proponer un nuevo modelo de diálogo, convivencia y existencia tienen el mismo valor y reconocimiento que aquellas que han construido historia desde el mundo privado, el del anonimato pero no de la inexistencia, que han estado ausentes del diálogo público pero han tejido historias detrás de las paredes que habitan.  

No hay mujer que no tenga algo que decir, una historia que narrar, un testimonio que compartir. Los silencios tienen sentido y adquieren otra dimensión, esconden experiencias que buscamos descifrar y presencias que aquí adquieren forma. 

Esto es Mujeres Construyendo


2 comentarios:

cecilia dijo...

Hola¡¡¡
Disculpa mi desaparición, es que ando con unas cosillas personales..
Te quería felicitar por el post..la verdad que muy real y auténtico, sincero y verdadero...
Como siempre dejando cosas para pensar...
Cecilia

Claudia dijo...

Gracias Cecilia. Espero que estés bien. Este lugar está abierto para el momento que tengas tiempo... aquí te espero.

Comunidades en las que también participa Mujeres Construyendo