lunes, 6 de abril de 2009

Tecnología y mujer: una ecuación factible

Desconozco la razón, pero existe una creencia generalizada que indica que las mujeres y la tecnología no nos llevamos. Yo sostengo lo contrario, podemos llevarnos muy bien, y no sólo eso, podemos usarla a nuestro favor. Estoy convencida de que las nuevas tecnologías y los nuevos medios, así como los medios sociales (new media & social media) pueden apoyarnos y fortalecer nuestro desarrollo. Como todo, la cuestión es el uso que les demos. 

En primera instancia, las mujeres formamos parte de la fuerza laboral y existe un porcentaje creciente de la economía que se sustenta en las nuevas tecnologías. Un ejemplo claro es la India, país cuyo 50% de las exportaciones corresponde a productos y servicios derivados de la tecnología. Las mujeres representan un creciente porcentaje de las generadoras de esa riqueza y hacen uso cada día más de la misma. De acuerdo con un estudio de Ranjana Agarwal, en los centros tecnológicos, entre un 20% y 25% de los egresados de las carreras de ingeniería y ciencias son mujeres (cifra baja en si, pero creciente y alta si la comparamos con otros países).

La tecnología y sus derivados tienen una ventaja: el uso y empleo en torno a ella tienen que ver con la capacidad intelectual y preparación de las personas, no con su fuerza física. Por ende, serán quienes tengan las aptitudes para hacer uso de las NIC's quienes puedan trabajar en los empleos derivados y esto es un punto en contra de la discriminación y a favor de la incorporación de gente talentosa, independientemente de su sexo y de sus aptitudes físicas. 

El uso de los nuevos medios también posibilita el intercambio de opiniones, la conexión y conectividad con grupos afines y la proyección de las ideas propias sin limitación alguna (claro, teniendo como condición sine qua non acceso a una computadora o a telefonía móvil). Reconozco en sí que esto genera una brecha, pero detectando el talón de aquiles se puede trabajar en su combate y apoyo a quienes no tienen acceso a estos medios para darles voz. 

El empoderamiento también transita por el acceso a estos medios y a su uso a favor de nuestras causas. No desaprovechemos la oportunidad y apoyemos a que más mujeres puedan acceder a ellos. 

Imagen:Corbis

2 comentarios:

Duncan de Gross dijo...

Son simples generalidades y esterotipos. En mi Comunidad, tanto chicos como chicas estudian con un ordenador en las aulas para cada uno, desde pequeños/as se les enseña el tejemaneje de la tecnología, y responden por igual de bien tanto ellos como ellas. Si diré que ellos suelen mostrar más interés que ellas en saber "porqué" funciona así o asa determinado computador o programa, pero solo es un tanto por cierto poco significativo...

Claudia dijo...

Duncan,
A mi también me impresiona la facilidad con que mis alumn@s navegan en internet y usan las nuevas tecnologías. Me preocupan sobre todo los grupos de mujeres mayores de 30 años y las personas que además de la marginación tradicional padecen la marginación tecnológica, lo cual, a su vez, profundiza su rezago.
Saludos y gracias por la visita.

Comunidades en las que también participa Mujeres Construyendo