viernes, 17 de julio de 2009

Elecciones 2009 en México: poco avance para las mujeres


"Las elecciones celebradas el 5 de julio en México significaron un franco retroceso en la participación política de las mujeres. Aunque, de acuerdo con los resultados preliminares, 51 diputadas por la vía de mayoría relativa llegarán a San Lázaro (17.3 por ciento), 1 punto más que el promedio de participación que han tenido por esta vía en las últimas legislaturas (16 por ciento), éstán muy lejos del 40 por ciento al que aspiraban con la Reforma Electoral de 2008." CIMAC da cuenta de esta realidad.

La realidad es que sigue faltando representación de las mujeres en el Congreso mexicano. Mientras en el órgano representativo por definición del poder no tengamos una presencia clara, contundente e incuestionable, las decisiones que se tomen seguirán siendo no representativas de nuestra voz y presencia.

¿Qué necesitamos hacer para que más mujeres se interesen por la política? ¿Qué necesitamos construir para que puedan participar en ella si les interesa? Los hechos están: hay poca participación y poco interés. Eso es una realidad. Con esta realidad ¿qué cambios debemos generar y desde qué trincheras para que aquellas personas que quieran actuar en el terreno político lo hagan sin riesgo a ser discriminadas, ignoradas, marginadas?

Me he preguntado si existe una manera "femenina" de actuar en la política o la política es una, más allá de los géneros. Hay indicadores de transparencia que señalan que las mujeres somos menos propicias a la corrupción que los hombres, pero existen mujeres corruptas. ¿En qué podemos hacer una diferencia? La política, dicen los clásicos, es la búsqueda del poder y punto. ¿Será que la incidencia de las mujeres está en el matiz del "para qué" o también pueden incidir en la esencia de la política misma? Las mujeres tenemos maneras distintas de negociar, percibimos la vida de una manera diferente, buscamos arreglos por vías diversas. No son necesariamente mejores, pero si distintas, y no ha sido esta manera distinta de actuar la que ha prevalecido en el tejido de la política. En realidad nos hemos tenido que acoplar a la política "como es" para poder tener voz y presencia.

Si no tenemos voz en el Congreso, ¿de qué otra manera habremos de incidir en el órgano legislativo? ¿Seguir esperando? ¿Para qué? ¿Incidir, cómo? Hay que empezar por participar en los partidos políticos, que siguen estando secuestrados TODOS por grupúsculos de poder. Hasta el momento no son factibles las candidaturas independientes en este país, pero cada día me inclino a pensar más en esta propuesta como opción.

¿Qué proponen? ¿Qué sugieren? ¿Hacia dónde marcamos el camino?


4 comentarios:

Poetiza dijo...

No se me ocurre nada. Una revolucion creo no funcionaria, creo, o si? Besos, cuidate.

Claudia dijo...

Poetiza,
Todas las propuestas son bienvenidas. Se puede empezar con una lluvia de ideas, no?

Anónimo dijo...

A mi me parece un verdadero RETROCESO el que hayan ganado un punto más en las elecciones, pero un verdadero CRIMEN que les hayan dado más diputaciones a las mujeres por representación proporcional, ¿Hasta cuándo entenderemos las personas que el lugar de las mujeres es la cocina?
¿Hasta cuándo?
Las mujeres desde que tienen el poder han sacado leyes cada vez más y más estúpidas, pero la culminación de ellas fué la ley tarada o ley de género que dice que los hombres no tienen derechos, o la ley de el aborto que quieren aplicar a nivel nacional.
Un crimen monstruoso en contra de el ser más indefenso que existe.
Cuando empezaron con el tema de la violación a la esposa, en ese momento se les debió haber mandado por un tubo.
Las mujeres destruiran la sociedad y cuando lo hagan querrán que los varones la compongan, pero existe la posibilidad que la destruyan tan gravemente que ni siquiera los varones la puedan restaurar.
Espero que los varones reaccionemos y les quitemos el poder antes de que lo destruyan todo.

Claudia dijo...

Sería un acto de responsabilidad que las opiniones arriba expuestas estuvieran acompañadas por el nombre del autor (¿o sería autora?) de quien las escribió. Me parece un acto de cobardía esconderse en el anonimato, aunque también es un derecho hacerlo (y serlo).

En fin. Como Mujeres Construyendo parte de un principio de diversidad, se reconoce y acepta la pluralidad de opiniones. No estoy de acuerdo con lo que el anónimo que nos visita expone, pero menos concuerdo con la censura.

Comunidades en las que también participa Mujeres Construyendo