lunes, 20 de octubre de 2008

A dormir se ha dicho

Hoy recibí un correo que una persona cercana, y que sabe que soy una desvelada de lo peor, me envió. Se trata de una nota sobre el valor y la importancia del sueño. Confieso que he leído en muchos lados y en publicaciones científicas al respecto. El sueño es ese momento reparador que nuestro cuerpo necesita para recuperarse de las actividades cotidianas y del estrés al que lo sometemos permanentemente. La respuesta es a nivel celular; si estamos mal significa que el desequilibrio ha empezado en nuestras células y que estamos sometiendo a nuestro cuerpo a una situación que en el largo plazo le afectará de manera muy negativa. Soy una desvelada incontrolable y el texto me hizo reflexionar seriamente sobre el tema. Comparto con ustedes las ideas principales: 

1. Dormir.... es una delicia. 
2. Dormir ocho horas diarias ayuda a perder peso. 
3. El estrés en el que vivimos en el mundo actual genera déficit de sueño y hace que las células envejezcan a mayor velocidad. 
4. Durante el sueño las células se reparan y logran equilibrar su funcionamiento. Necesitan suficientes horas de sueño (no un par de horas). 
5. Los desvelados consumen 15% más alimentos que quienes duermen 8 horas. 
6. Al seguir cansados y desgastados por haber dormido mal buscan comida "fácil" y alta en azúcares y carbohidratos (qué tal donitas, chocolates, galletitas y todas esas cosas ricas y engordadoras).  Generan energía rápida y también de rápido consumo, por lo que hace falta recuperarla consumiendo más cosas del mismo estilo y "valor nutritivo". 
7. El pobre cuerpo dice: esta persona me mata de hambre y me trata mal, así que mejor almaceno todo lo que pueda porque quien sabe cuándo vuelva yo a comer o a descansar. 
8. Las hormonas necesitan equilibrarse durante el sueño. Si no lo hacen la melatonina, que es uno de los mejores antioxidantes de nuestro cuerpo, y la cual tiene un efecto directo sobre el apetito, la fertilidad y el cerebro -entre otros- se ve afectada. Por si fuera poco, las hormonas que posibilitan la producción de músculo y reducción de grasa se ven alteradas y los músculos se hacen ¡flácidos!
9. Los niveles de cortisol se ven alterados. ¿Por qué es importante? Porque el sistema inmunológico se deprime.
10. Los niveles de insulina aumentan con mal sueño debido a que el cortisol se ve directamente afectado por la falta de oscuridad requerida para el descanso. 

Mmmh. Creo que reconsideraré seriamente seguir trabajando hasta la 1 de la mañana en la computadora, quedarme leyendo hasta tarde o escuchando música hasta que el cuerpo ya no de para más. 

No podía coincidir más con la conclusión: dormir es una delicia total y si además es sano...¿qué esperan? .... todos a dormir.  Buenas noches. 

2 comentarios:

Cecilia dijo...

Hola¡¡¡
Bueno, sinceramente concuerdo totalmente con este artículo..soy una dormilona total...me encanta dormir¡¡¡amo dormir¡¡¡pasaría una tarde en mi casa durmiendo que un día en la playa..y juro que es verdad...
Espero que lo pongas en práctica..verás qeu te sientes mejor...
Saludos...

Claudia dijo...

¡¡¡Y tú también Cecilia!!! Como ves por la hora en que estoy escribiendo, no ando muy aplicada.
Saludos...

Comunidades en las que también participa Mujeres Construyendo