lunes, 28 de diciembre de 2009

Tecnología ¿Por qué nos asusta a las mujeres?

Esta preguntas me ronda la cabeza hace mucho tiempo y he llegado a la conclusión de que la creencia de que las mujeres y la tecnología no nos llevamos es una creencia limitante y automarginante. Como hemos dado inicio a una nueva sección, empezaré por una definición sencilla sobre el concepto:

Según la Real Academia de la Lengua Española es el

1. Conjunto de teorías y de técnicas que permiten el aprovechamiento práctico del conocimiento científico. Esta acepción asimila la tecnología a ciencia aplicada o tecno-ciencia, lo que sólo es válido para algunas tecnologías, las basadas en saberes científicos.

En la Wikipedia (esa enciclopedia creada por usuarios de internet y que suma conocimientos provenientes de diversas personas) es

".....el conjunto de conocimientos que permiten construir objetos y máquinas para adaptar el medio y satisfacer nuestras necesidades. Es una palabra de origen griego, τεχνολογία, formada por téchnē (τέχνη, "arte, técnica u oficio") y logía (λογία), el estudio de algo. Aunque hay muchas tecnologías muy diferentes entre sí, es frecuente usar el término en singular para referirse a una de ellas o al conjunto de todas. Cuando se lo escribe con mayúscula, tecnología puede referirse tanto a la disciplina teórica que estudia los saberes comunes a todas las tecnologías, como a educación tecnológica, la disciplina escolar abocada a la familiarización con las tecnologías más importantes."

La tecnología la tocamos, literalmente, todos los días en nuestra vida cotidiana: prendemos y apagamos focos, abrimos el refrigerador y congelamos comida, usamos el transporte, hablamos por teléfono celular. De hecho, estamos acostumbradas a usarla de manera automática. La rueda es una herramienta tecnológica y la vemos como algo absolutamente cotidiano. Sin embargo, y a pesar de nuestra cercanía con ella, la palabra "tecnología" nos paraliza a muchas mujeres.

Si analizamos y desmenuzamos el concepto en sus partes y lo observamos con cuidado y sin el prejuicio tradicional, podremos descubrir que la tecnología puede ser algo que no sólo nos divierta sino que logremos usar a nuestro favor.

Aquí hay un artículo de la Revista Digital Inter Forum que puede resultarles de interés sobre el tema.

5 comentarios:

Gritarle al viento dijo...

Señorita es muy interesante el analisis que haces, pero dejame decirte que contra las mujeres no hay nada que las detenga, solo con ver en el mundo, las mujeres estan tomando posecion de muchos lugares que antes eran ocupados por hombre.

Gobiernos.
ciencia.
etc

Pd: las mujeres tienen la sabiduria de las estrellas, por que la luna es su madre

Te sigo leyendo, un besote

Claudia dijo...

Gritarle a las estrellas,
Gracias por la visita y los comentarios. Con mucho gusto te esperamos. ... y es cierto, somos hijas de la luna.

Saludos y felices fiestas.

Ingrid Silva dijo...

Mi punto de vista es que a las mujeres jamás nos ha asustado la tecnología, al contrario somos las primeras en utilizarla y aprender de ella. No olvidemos que desde hace muchos años estamos usando lavadoras, centrífugas, enceradoras, batidoras, cafeteras electricas, refrigeradores, aspiradoras, etc., etc., etc. entonces por qué tenerle miedo a un computador, a un celular, a un Notebook, etc. En mi caso estoy pronta a cumplir 59 años y manejo un computador mejor que cualquiera persona joven, manejo muy bien la informática, incluso mi hija mayor es Ingeniera Informática con una Maestría, yo creo que no hay que confundir susto, temor, miedos con meticulosidad, cuidados, prevención, delicadeza, no hay que olvidar también que en Japón son niñas mujeres las que arman la mayoría de los aparatos por lo mismo porque somos mas delicadas y meticulosas en todo.
Las mujeres cada día tenemos menos temores en todo sentido, es por eso que nosotros "las mas viejitas" jejejeje debemos motivar a nuestras mujeres jovenes a que se atrevan con lo nuevo, en el caso de un computador y esto es chistoso, lo que mas cuesta en un principio es controlar el Mouse, pero una vez que lo hacemos somos unas verdaderas gatas dominando a este pequeño ratón y fijense en Internet hay mas páginas, blogs y redes de mujeres que de hombres.
Un saludo para todas, desde Chile.

Ingrid

Claudia dijo...

Querida Ingrid,
¡Qué gusto que vengas de visita a nuestro blog! Ese entusiasmo con el que compartes tus puntos de vista es contagioso...ojalá más personas fuésemos "aventadas" como tu y dispuestas a experimentar con las nuevas tecnologías y los ratones!!

Coincido contigo, estamos acostumbradas a usar la tecnología, el tema es que tomemos conciencia de ello y reconozcamos el hecho. Me encantaría que hubiera mayor presencia de mujeres en la blogósfera, sigue siendo insuficiente y lamentablemente, en este espacio somos minoría.

En fin, gracias por el entusiasmo y ya sabemos a quién consultar cuando tengamos dudas...

¡Un beso!

Ingrid Gómez dijo...

Apreciada Claudia me encanta que cada vez más surjan espacios como este en donde podamos compartir esa perspectiva tan desde el género que tenemos las mujeres. Gracias una vez mas por abrirlo y nutrirlo para nosotras.
Respecto del tema, creo que efectivamente muchas mujeres tienen ese temor nada NATURAL, por el contrario este es una especie de "temor entrenado" ya que desde niñas la educación, las costumbres y "el buen ejercicio de aquello que socialmente se considera lo FEMENINO" nos dictan las líneas a seguir,algunas de ellas sólo como ejemplo,rezan: toda niña buena debe
* Ser calladita, quietecita, bien portada, "femenina", consentida, caprichosa, obediente y dedicada como su madre.
Son mal vistas conductas tales como:
*Jugar con niños y menos si son juegos rudos, los trabajos mecánicos, manipular artilugios tecnológicos como carritos a control, pistas, robots, ciber juegos etc.
Es lógico pensar que alguién sin la práctica y entrenamiento adecuado a través del juego por ejemplo, en los años en los que mas rápido y con más avidez se aprenden las cosas, será menos diestro/a que alguien a quien se le estimula permanentemente en estas mismas prácticas.
En suma no crecemos en las mismas condiciones (ni siquiera estando en una misma familia), no tenemos las mismas oportunidades y cuando en el mejor de los casos los padres son los mismos, no tenemos la misma educación.

Perdonen si la reflexión suena un poco al estilo "nube negra", pero la verdad es que aunque mucha de la producción tecnológica que se hace es para "nosotras"(véase toda la línea electrodoméstica por ejemp), sigue siendo en sí misma una manera de cosificar nuestras vidas metiendolas por el tubo de la buena ama de casa.
Es increible ver como hay mujeres que manejan perfectamente toda su vida,satisfacen las necesidades básicas de sus hijos e hijas, marido, perro, padres, etc, se ven absolutamente indefensas sintiendose incapaces de valerse de las herramientas más sencillas cuando por ejemplo deja de funcionar la plancha, se quema un bombillo y ni hablar del desconocimiento absoluto de su propio vehículo, ya que como ellas mismas dicen y se repiten mil veces... eso es trabajo de mi marido, sino para qué tiene una un hombre en casa?.
QUERIDAS AMIGAS:
Hay que convencerse de que las oportunidades que hemos tenido a lo largo de la historia definitivamente no sólo no han sido las mismas, sino sobre todo muchas han sido veladas y alejadas de nuestro alcance.
No se extraña una, cuando lee por ejemplo a Simone de Beauvoir cuando abre el I Capt del 2º sexo, sobre la Infancia: "No se nace mujer: Se llega a serlo".

Comunidades en las que también participa Mujeres Construyendo