martes, 17 de noviembre de 2009

Columna Invitada: "Tabaco: echando humo por la boca" por Mónica Suárez

Antes de descubrir América los europeos afortunadamente no conocían el tabaco. En todo el continente americano los indígenas consumían el tabaco con fines tanto rituales como terapéuticos. Lo enrollaban en forma de puro, lo envolvían en hojas de maíz a manera de cigarrillo o lo fumaban en pipa. El tabaco era una planta mágica para los pueblos prehispánicos de América central porque "hace visible el aliento".

A la llegada de los conquistadores, fumar tabaco fué considerado un acto de brujería por la Santa Inquisición y no fué hasta el siglo XVII, que se empezó a popularizar cuando Jean Nicot - médico francés a quien debemos el nombre de la nicotina- logró curar las migrañas de Catalina de Médicis, esposa del rey Enrique II de Francia con el tabaco.

3 comentarios:

romero 74 dijo...

HOLA ESTOY PROBANDO.

Bambú Blanco dijo...

Un post muy interesante.
Un abrazo.

Claudia dijo...

Bambú,
Qué bueno que te gustó. A mi también me parece super interesante.
Un beso,

Comunidades en las que también participa Mujeres Construyendo