sábado, 3 de octubre de 2009

Tips para cuando terminas una relación

¿Terminaste una relación de pareja y te duele todo, hasta respirar? ¿Piensas que ya nada tiene sentido y no sabes qué hacer? Es normal. El final de toda relación es un proceso doloroso y aceptar el final lleva tiempo.

Hablar de tips para este momento de duelo puede sonar a locura, pero hay cosas que podemos hacer cuando nos vemos en una situación así, que pueden ayudarnos a crecer en el proceso.

Habría que mencionar algunos puntos de partida previos:

1. El dolor no desaparece ni hay nada que pueda hacerse para evitarlo. El dolor de un duelo es parte de los procesos de despedida. No hay duelo sin dolor. Hay gente que dice no sentir nada; puede ser, pero habría que ver si en su proceso de vida ha aprendido a ocultar la pena como una manera de relacionarse con el mundo. El dolor forma parte de la vida y aceptarlo, simplemente, hace más llevadero el proceso en sí. Claro que hay gente que se siente experta en nuestra vida y siempre trata de decirnos: no vale la pena que llores por esa persona, no es para tanto.... Puede ser...desde su óptica, pero la realidad es que a nosotros nos duele y es más sensato aceptar el dolor y partir de esa realidad. Fingir que no nos lastima algo es negar parte de nosotros, de nuestro dolor.

2. Reconocer nuestra tristeza es fundamental. Este punto va, obviamente, relacionado con el anterior, pero a veces no es tan evidente. ¿A cuántas personas conoces que están pasando un pésimo momento y tratan de demostrar que todo está bien? El estar triste forma parte de la realidad, al igual que la alegría. Son estados de ánimo y realidades que constituyen nuestra existencia, y aunque el la tristeza y el dolor suelen estar estigmatizados por nuestra sociedad, también son parte de nosotros. "No estés triste". ¿Cuántas veces lo han escuchado? En realidad pareciera que el problema es de quien convive con nosotros pues no sabe qué hacer con nuestra tristeza. Siempre me pregunto en estos casos ¿y qué hago con MI tristeza si ESTOY triste?

Por supuesto que no se trata de ir por las calles cual plañideras desgañitándonos y rompiendo nuestras ropas. Se trata simplemente de aceptar este estado de ánimo. Igual tenemos que trabajar, dialogar con otras personas, seguir el camino, resolver asuntos cotidianos y otros que no lo son, pero la aceptación de la tristeza nos permite fluir con ella y no quedarnos estancadas en la negación de la misma.

Habiendo dicho lo anterior, comparto contigo algunos tips que pueden ayudar a sobrellevar el duelo y la tristeza de un final hasta que encuentres la fortaleza interna para seguir adelante.

1. Respira profundo y siente el aire al entrar y al salir de tus pulmones. Si, esto que suena tan sencillo es una manera de tomar contacto con nuestro aquí y ahora. Pueden ir y venir personas en nuestra vida, pero nosotras estamos vivas y depende de nuestra actitud y decisiones seguir adelante.

2. Dedica un tiempo específico a llorar y añorar a ese personaje especial que se fue. Puedes quedarte el día entero llorándolo, pero eso implica también dejar de hacer otras cosas y olvidarte de que la vida sigue y tu en y con ella. ¿Qué tal dedicarle media hora de 10 a 10:30 en la mañana y de 8 a 8:30 en la noche? ¿Te reíste? Pues si, puede ser para reír, pero en el momento en que te des cuenta de que no está negado llorarle, añorarlo y pensar en él...y que sigues con tus actividades sentirás un inexplicable bienestar.

3. Arréglate, levántate y ponte guapa. Por supuesto que tienes ganas de hacer lo contrario: quedarte en cama, no bañarte, ni siquiera peinarte y ponerte esos pants que te quedan aguados y con los que duermes cuando tienes frío. Lo puedes hacer, pero ¿sabes lo que vas a pensar de ti cuando te veas al espejo? Te dirás a ti misma que se fue con razón, pues estás horrible y eres un ser detestable. En el momento en que te veas arreglada, aunque tu mirada esté triste, y te des cuenta de que también puedes arreglarte para ti misma y verte bien, aunque tengas ganas de llorar, te darás cuenta de que eres una persona agradable y empezarás a valorarte en medio de esta triste realidad.

4. Haz algo cada día que signifique un regalo para ti. ¿Te gusta leer? ¿Te gusta cantar? ¿Te gusta ir al cine? ¿Vas al gimnasio, te gusta correr o hacer algún deporte? Estoy segura de que si tuvieras que hacer algo por ese ser amado que te dijo adiós le dedicarías el tiempo que fuese necesario con tal de demostrarle lo mucho que le quieres. ¿Por qué no dedicas ese tiempo para ti? ¿Cómo esperas que alguien te quiera si tu no sabes lo que es quererte a ti misma ni darte tiempo de calidad a ti?

5. Escribe. Si, así de sencillo. Escribe lo que te pasa y sientes, es una manera de sacar todo lo que llevas por dentro y de dejar fluir esa energía que de otra manera podrías dejar estancada en tu corazón....o sacar con cualquier persona que se ponga frente a ti. No está mal platicar con nuestros amigos, terapeuta y seres queridos sobre lo que nos pasa, pero resulta que a veces no nos cuidamos a nosotras mismas en estos procesos y vamos dejando retazos de nuestra vida, sentir y corazón en las manos de alguien más....para que después hablen de nuestra vida, experiencia y sentir con otras personas.... y así, un momento que es naturalmente íntimo y doloroso como es un duelo termina convirtiéndose en un evento público. No sé a ti, pero a mi no me gusta que mi vida esté en la boca de los demás ni que otras personas, muchas de las cuales ni mi quieren y a mi no me interesan, estén opinando sobre mi sentir, mis acciones y mi vida.

Son cinco acciones pequeñas pero que pueden ayudarte a transitar por el duelo de una despedida y que a la larga te ayudarán a salir fortalecida del proceso. ¿Qué opinas?


2 comentarios:

jam jam dijo...

pero estan dificil, yo he terminado una relación cualquiera diria que estoy loca; lo conoci en un chat por casualidad y me enamore de detalles, de ilusiones, sueños en comun; pero todo termino nunca nos vimos en persona y me duele porque aprendi que ame su alma,de sus sentimientos y no la parte fisica...estan dificil....

Claudia dijo...

Jam, jam,

Todas las rupturas son difíciles, sea como haya sido la relación. La propuesta es seguir adelante con la vida, a pesar del dolor de la separación. Hay que seguir, la vida no se detiene, aunque quisiéramos.

Un abrazo y gracias por la visita y el comentario.

Comunidades en las que también participa Mujeres Construyendo