martes, 4 de mayo de 2010

Desde la otra mirada: "Jacinta, Teresa y Alberta: no hay perdón" por Carlos González Martínez


Tres mujeres, seis policías. Tres mujeres indígenas, seis policías federales. Tres mujeres indígenas otomís del estado de Querétaro, seis policías federales de la corporación especializada en el combate al crimen organizado. Tres contra seis. Tres mujeres señoras indígenas que, sin entrenamiento físico ni armamento ni nada, secuestran a seis muchachos policías federales, supuestamente entrenados y provistos de lo necesario para incluso someter a verdaderos malandrines. ¿En qué cabeza cabe? ¿En qué mundo estúpido puede habitar semejante bodrio? ¿Qué clase de argumento imbécil es el que proclama que estas tres señoras, tres, pueden someter a estos seis muchachos, seis?

Tres mujeres, seis policías, una cárcel, casi cuatro años. Una niña, Jazmín que en la cárcel nació: justo en su injusto 14 de febrero del año pasado. Un Ministro de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación que, al resolver, declara que se trata de “una vergüenza para el sistema de justicia”. La ignominia. Un país frente al espejo. En la imagen, el más siniestro esperpento. Somos un país de desgraciados. La desgracia ha caído sobre nosotros como el lodo espeso que destila una Nación donde la justicia se procura de forma injusta. Qué vergüenza.



Mujeres Construyendo es la primera plataforma para mujeres blogueras en español. (www.mujeresconstruyendo.com)

3 comentarios:

Tita la mas bonita dijo...

Perdón, una palabra acuñada por alguien que quiso con el corazón reparar algún daño, pero en este caso el corazón se extravió, porque solo si se carece de corazón se puede obrar así de cruel. Es una vergüenza publica actuar sin corazón, sin hígado y peor aun sin sentimientos, afortunadamente la vida sigue su rumbo devolviendo el doble a cada quien.
Un besito marino!

Adriana Alba dijo...

Toda causa genera un efecto, en el universo no queda ninguna deuda por saldar!!

Abrazos!!

Claudia dijo...

Tita y Adriana,


Sólo pedimos eso, ¿verdad? Un poco de justicia en el Universo.

Un beso grande,

Comunidades en las que también participa Mujeres Construyendo